Descripción

HAZ LO QUE AMAS

¡Haz de tus pasiones tu modo de vida y no tendras que volver a trabajar nunca!

Thank you, MUSIC

Cuando empecé con esto, sentía una necesidad de expresarme hacía tiempo, como una piedrecita en el zapato. No una piedra punzante de esas que te molestan, y te la tienes que quitar en el acto por que te impide caminar, sino una piedra redondita, sin cantos, que está ahí, en una esquina de tu alma. No te impide caminar, pero sí que cuando la notas, te resulta incómoda. La vas apartando con el dedo, y parece que desaparece, pero al final, siempre volvía a aparecer. Un día, me canse de caminar con esa incomodidad, decidí parar y sentarme en el suelo, y quitarme esa piedrecita. Y aquí estoy frente a vosotros, sin ella. Pero también sin zapato. Siento que con esto no solo queda al descubierto mi afición por la música y con los eventos relacionados con ella, si no que os muestro mi pie desnudo, con todas sus imperfecciones. Esta soy yo. La Alba de verdad, la genuina. Con sus sentimientos, con sus opiniones, con su pasión y con su disfrute. Cuando era pequeña, me gustaba ir en bolas corriendo por casa, como supongo que les pasa a muchos niños. Pasaron los años, llego la adolescencia y los complejos. El miedo a ser juzgada. El miedo a ser criticada. Siempre el miedo. Ese sentimiento de comodidad con la desnudez fue desapareciendo, no solo la de mi cuerpo, sino también con la de mi alma. Deje de ser mi yo genuino, y poco a poco ese YO paso a ser un YO que se juzga, porque no tiene ni un cuerpo ni una alma perfecta. Deje de escuchar mi voz interior y me deje vestir por las voces de los demás. Me tape con muchas capas y me disfrace tanto de cuerpo y alma, que llegue a olvidar quien soy. La música ha sido mi oasis, uno de mis únicos refugios durante muchos años. Esas capas se tradujeron en una disociación total de mi persona, de esa Alba genuina que escribía cuentos y corría en bolas por su casa, pero no solo en el plano psicológico, si no en el plano físico. Tuve un cuerpo que durante años no sentí mío, el cual escondí debajo de un sobrepeso alimentado por la ansiedad de llenar un enorme vacío interior y de no mirar hacia dentro de mi persona, para ver a mi yo verdadero, a mi yo genuino.

El proceso de autoconocimiento...

Un proceso de autoconocimiento y rodearme de personas que me han ayudado a reconectar con mi verdadera esencia han hecho que poco a poco me quite todas esas capas que había puesto encima de mi misma. Vuelvo a sentirme nuevamente YO. Cuando me pongo frente al ordenador, con la hoja en blanco, siento libertad. Mi alma, desnuda de prejuicios y miedos, corretea por todos los rincones de la casa, por todos los rincones de mi cuerpo, de mí ser. Me ayuda a elegir los recuerdos, a ordenarlos, a darles forma, y es feliz porque puede expresar todo aquello que lleva dentro. En este proceso he descubierto la maravilla del autocuidado, he aprendido a cuidarme y a respetarme a mí misma. Durante años pensé que los eventos de música electrónica, nocturnos y a deshora, no podían ir si no acompañados de excesos, de romper patrones de sueño y de alimentación, de evasión de la realidad. Una sensación amarga me embriagaba cada vez pensaba en ello, ya que son algo que me encanta y que me hace vibrar, pero iban acompañados de una condena: La condenada a no cuidar de mi misma. Te gusta salir, te gustan los eventos, así que te jodes amiga, es lo que hay. O una cosa o la otra. Si algún día quieres cuidarte, debes dejar estos eventos de lado. Y eso me entristecía enormemente, por que adoro mi estilo de vida y como me siento cuando la música y lo que la acompaña me hace vibrar, y los que me conocéis sabéis que siempre he dicho que yo no quiero dejar nunca este estilo de vida, porque es aquello que me define. El maldito blanco o negro, sin tener en cuenta las tonalidades de gris. He aprendido a alimentar mi cuerpo y a alimentar mi alma con excelentes alimentos, que me nutren, me sacian y me hacen feliz. Me los como y me satisfacen. No solo hablo de “comida”, hablo de relaciones con los demás y conmigo misma, hablo de eventos, hablo de autorrealización personal, etc. En este proceso he desempolvado pasiones y he descubierto algunas nuevas que me están llenando de satisfacción. A día de hoy, estoy en ello. Voy intentando combinar las dos cosas, como quien quiere combinar dos ingredientes que no pegan para nada. Sabe que será difícil, pero si lo logra, tiene la certeza de que le quedara absolutamente delicioso. También sabe que no cada día le quedara igual, y que puede que en alguna ocasión se le queme la receta en el horno y sea un desastre…jaja Pero sabéis que… ¡Eso no me impedirá que quiera seguir perfeccionándola! Y amigo/a que me estás leyendo, si yo he podido, tú también puedes. Como dije en mi primera publicación, ser generoso no es solo un acto material. Ser generoso es compartir experiencias, porque deseo que todo aquel que quiera cuidarse y que le gusten los eventos no tenga que resignarse y elegir una de las dos opciones. Se pueden hacer las dos cosas, solo hay que seguir unas pautas y hay que estar comprometido con uno mismo y con la pasión que nos conecta a la música y a sus acordes, por que si la música es sublime, merece a un ser sublime disfrutándola. Y ese ser sublime merece serlo. Ese ser sublime, si quieres, puedes ser tu.

Servicios

Seleccionar una categoría

Eventos musicales

Nutritionist

Mind & Body

Enviar Mensaje

Se enviará un email al negocio

Consulta general
Me gustaría recibir emails y SMS sobre actualizaciones pertinentes de UENI.

Ten en cuenta que es posible que HAZ LO QUE AMAS no pueda gestionar tu solicitud de reserva.

Ten en cuenta que tu solicitud de reserva estará sujeta a las condiciones de reserva del vendedor.

Áreas cubiertas

Internacional

Don't forget to go home....

Hoy

00:00 - 00:00

Martes

00:00 - 00:00

Miércoles

00:00 - 00:00

Jueves

00:00 - 00:00

Viernes

00:00 - 00:00

Sábado

00:00 - 00:00

Domingo

00:00 - 00:00

¿Es dueño de este sitio web?Iniciar sesión
a través de